Galletas

SCOTTISH SHORTBREAD COOKIES

 Estas galletas son el dulce más representativo de toda Escocia. Datan de antes del siglo XII. Cuentan que son fruto de una masa de pan dejada a secar, a la que se le fueron añadiendo otros ingredientes. La conocida “Mary, Queen of Scots”, era adicta a una versión de ellas que incluía semillas de alcaravea.

Actualmente se encuentran de tres formas: un círculo dividido en cuñas –“Petticoat tails”; piezas redondas individuales –“Shortbread Rounds”; o piezas rectangulares más gruesas –“Fingers”.

Espero que su aspecto inocente no os deje indiferentes. Su intenso sabor a mantequilla las hace deliciosas. La marca más conocida que las comercializa en España es “Walkers”; seguro que las habéis visto en sus típicas cajas decoradas en tartán rojo.