Cheesecakes, Postres fríos

CHEESECAKE CON FRUTOS ROJOS

A comienzos de verano hice una lista con todas las recetas que pensaba publicar, pero me doy cuenta de que estamos ya acabando agosto y no he hecho lo que me propuse. He horneado tanto como de costumbre, pero cada vez que pensaba en sacar la cámara y editar fotos después, me dejaba llevar por la pereza…

Hoy os traigo una tarta de queso deliciosa, bien fresquita, en compensación por esta desaparición voluntaria. La dueña de la receta no es otra que Donna Hay.

Ingredientes para el cheesecake:

  • 100 gr. de mantequilla sin sal en trozos
  • 55 gr. de azúcar blanquilla un poco molida
  • 150 gr. de harina de trigo normal
  • 500 gr. de queso ricotta o requesón en su defecto
  • 330 gr. de queso de untar a temperatura ambiente
  • 60 mil. de zumo de limón recién exprimido
  • 290 gr. de azúcar blanquilla un poco molida
  • 2 cucharadas de ralladura de limón
  • 1 cucharada de agua + 1 cucharada de harina de maíz
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 5 huevos a temperatura ambiente

Ingredientes para el coulís de frutos rojos:

  • 200 gr. de frutos rojos descongelados (frambuesas, grosellas, arándanos rojos…)
  • 115 gr. de caster sugar (o azúcar blanquilla molida un poco más)

Elaboración del coulis de frutos rojos:

  1. Batir los frutos rojos solo hasta que quede una masa suave. Colarlo con un colador fino en un cazo y ponerlo a fuego medio alto. Añadir el azúcar y dejar que alcance un hervor suave.
  2. Remover hasta que el azúcar se disuelva por completo y se vuelva más espeso.
  3. Dejar que enfríe a temperatura ambiente. Reservar.

Elaboración del cheesecake:

  1. Engrasar un molde de 22 cm. de diámetro colocando también papel de horno en su base.Reservar.
  2. Encender el horno a 150ºC.
  3. Con un robot, mezclar bien la harina, la mantequilla y los 55 gr de azúcar hasta conseguir una masa que no se pegue en los dedos. Repartirla bien en la base del molde con ayuda de una cuchara y hornearla 30-35 hasta que esté doradita.
  4. Sacar del horno y dejar que enfríe por completo la base del cheesecake.
  5. Mientras se está horneando la base, poner en un bol grande los dos tipos de queso junto con el azúcar, la vainilla, el zumo y la ralladura de limón. Mezclar hasta que quede suave y bien integrado.
  6. Desleír la harina de maíz en la cucharada de agua e incorporar la mezcla a la masa de queso. Añadir a continuación los huevos y batir bien hasta integrar.
  7. Verter la mezcla en el molde y dar unos golpecitos suaves para quitar las burbujas de aire.
  8. Dejar caer el coulis sobre la mezcla de queso. Meter la punta de un cuchillo en la masa, y moverlo en distintas direcciones para crear el efecto de espiral.
  9. Hornear entre de 50-60 minutos o hasta que quede dorado y firme. Apagar el horno y dejarlo dentro sin abrir la puerta una hora más.
  10. Sacar y meter en la nevera cubierto hasta que esté bien frío.
  11. Desmoldar cuando se vaya a servir.

Consejos:

  • La receta se elabora con queso ricotta. Se puede usar requesón si no lo encontráis, pero la textura es más granulosa.
  • El azúcar caster es un azúcar de grano más fino que la blanquilla. No es barata, así que podéis moler un poco la que tengáis sin llegar a convertirla en polvo.
  • La receta original utiliza solo frambuesas. Yo usé un mix de frutos variados.
  • Recomendaría un mínimo de 6 horas de nevera antes de comerla.

Hasta pronto!!

Carmen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.