Bizcochos

BIZCOCHO DE FRUTOS

La primera versión de este bizcocho aparece en época romana, elaborándose con granada, nueces y pasas. No es hasta la Edad Media cuando su preparación se enriquece con más frutos, y se extiende por toda Europa variando los ingredientes según la tradición del país de adopción. Ejemplo de ello son el panforte italiano o el stollen germánico.

Al parecer cayó en desgracia en siglos más modernos, al empezar a hacerse en algunas fábricas como churros, y con ingredientes de peor calidad . Pero claro, eso es como comprar un roscón de Reyes en un supermercado, nadie te pone un puñal en el pecho, y uno sabe la caca que está comprando.

Si se hace en casa os puedo asegurar un éxito total. No soy muy fan de este tipo de frutos y como siempre, he tenido que callarme cuando lo he probado. 😉

Ingredientes para el bizcocho de frutos:

  • 90 mil. de Cointreau
  • 60 gr. de pasas
  • 80 gr. de orejones picados
  • 70 gr. de higos picados
  • 75 gr. de pera escarchada en trocitos
  • 25 gr. de jengibre azucarado picado
  • 45 gr. de piel de naranja en trozos
  • 200 gr. de harina de trigo
  • 4 gr. de levadura química
  • 1/2 cucharadita de canela molida
  • 1/4 de cucharadita de jengibre molido
  • 1/4 de cucharadita de clavo molido
  • una pizca de sal
  • 175 gr. de azúcar blanquilla
  • 70 gr. de azúcar moreno
  • 115 gr. de mantequilla sin sal derretida
  • 2 huevos tamaño “L”
  • 1 cucharada sopera de melaza
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 30 gr. de coco rallado
  • 45 gr. de nueces en trozos

Ingredientes para el almíbar:

  • 45 mil. de agua
  • 80 gr. de mermelada de albaricoque

 

Elaboración del bizcocho:

  1. En un bol, poner todos los frutos picados (salvo el coco y las nueces) junto con el licor. Dejar que macere unas 4 horas como mínimo. Darle vueltas con una cucharada de vez en cuando.
  2. Engrasar bien un molde rectangular poniendo también papel vegetal en la base. Encender el horno a 160ºC.
  3. Tamizar la harina junto con la levadura, las especias y la sal. Reservar.
  4. Batir los dos tipos de azúcar junto con la mantequilla un par de minutos. Añadir los huevos de uno en uno, siguiendo después con la vainilla y la melaza.
  5. Incorporar la harina poco a poco y batir hasta mezclar bien. Volcar los frutos que estaban en licor, el coco y las nueces. Mezclar un poco más.
  6. Repartir la masa en el molde y hornear una hora y media aproximadamente (empezar a vigilar un poco antes). Sacar del horno y pincelar con un poco de Cointreau. Dejar que repose un rato, desmoldar y dejar que enfríe un poco.
  7. Calentar el agua junto con la mermelada hasta que quede suelta la mezcla. Pintar generosamente la superficie del bizcocho con la mitad del almíbar.
  8. Cuando esté frío, pintar con el almíbar restante.

 

Apuntes:

  • Si algún fruto no os gusta y queréis sustituirlo por otro podéis hacerlo. De hecho, cuando fui a comprarlos la piel de naranja se había acabado, así que lo cambié por pomelo. Para rematar, cuando me hallaba con el delantal puesto, con todo picadito y preparada para empezar, la supuesta botella de Cointreau que teníamos, no estaba. Maldecí en varias lenguas muertas hasta que mi estupenda vecina Paqui me sacó del apuro. Me prestó licor de guindas, y todo un éxito.
  • Bien tapado se conserva sin problemas.

Hasta pronto. ¿Hay ganas de Navidad?

Carmen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.