Tartas

TARTA CHOCOLATE NEGRO & CARAMELO

Un ratito de aburrimiento que tuve el otro día condujo a la tarta que veis. Entré en la cocina sin saber muy que iba a hacer y tras hojear un bloc de anillas con recetas del año 32 A.C., me puse el delantal. El bizcocho es mezcla de dos recetas; es jugoso, húmedo y con sabor a chocolate ¡¡¿qué más se puede pedir?!!. La crema de relleno es mi preferida de todas las que he hecho (si, receta de Martha Stewart, ¿de quién si no?). El caramelo merecería una entrada para él solito…

Ingredientes para el bizcocho de chocolate negro:

  • 150 gr. de cacao en polvo de buena calidad (yo uso Valor)
  • 180 gr. de harina de trigo normal
  • 3/4 partes de una cucharadita de sal fina
  • 1 + 1/2 cucharaditas de bicarbonato
  • 1/2 cucharadita de levadura química
  • 240 mil. de agua hirviendo
  • 55 gr. de chocolate al 70% (he usado Valor)
  • 240 mil. de buttermilk (aquí podéis leer como se prepara)
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 120 mil. de aceite vegetal
  • 2 huevos tamaño “L” a temperatura ambiente
  • 500 gr. de azúcar blanquilla

Elaboración del bizcocho de chocolate negro:

  1. Engrasar con mantequilla y un poco de harina dos moldes de 15 cm. de diámetro. Para esta tarta solo he usado un bizcocho y lo he cortado en tres mitades. Si no queréis hornear dos, dividid los ingredientes a la mitad.
  2. Encender el horno a 180 ºC.
  3. Preparar el buttermilk. Cuando esté listo, añadirle la vainilla (aquí podéis leer como se prepara)
  4. En un cuenco grande, tamizar el cacao, harina, sal, levadura y bicarbonato. Mezclar y reservar.
  5. Hervir el agua y echarla sobre el chocolate que habremos troceado en un cuenco de cristal o cerámica. Desleír el chocolate y reservar para que enfríe un poco.
  6. Con unas varillas, montar los huevos hasta que estén espumosos y cremosos. Añadir el aceite en hilo a velocidad baja. Batir un poco más a velocidad media solo hasta ligar bien la mezcla.
  7. Incorporar el chocolate derretido. Mezclar, y a velocidad baja añadir el buttermilk. Echar el azúcar y batir de nuevo hasta que quede una masa uniforme.
  8. Ir añadiendo la harina reservada. Sin las varillas,mezclar a mano con movimientos envolventes hasta que no queden grumos muy gruesos. No quedará muy fina aún.
  9. Pasar la masa por un colador, apretando con una espátula sobre los grumos pequeños que hayan quedado.
  10. Dividir la masa entre los moldes y meter en el horno. Aproximadamente unos 45 minutos.
  11. Cuando estén hechos dejar que enfríen dentro del molde y sobre una rejilla unos 20 minutos; después, desmoldarlos con cuidado y dejar que enfríen del todo. Una vez fríos, envolverlos en papel film y dejarlos unas horas en la nevera hasta el momento de usarlos.

Ingredientes para la crema de chocolate:

  • 15 gr. de cacao en polvo Valor
  • 150 gr. de azúcar glass
  • 75 gr. de queso de untar (no light) a temperatura ambiente
  • 113 gr. de mantequilla sin sal
  • 125 gr. de chocolate al 70%
  • 90 mil. de nata para montar
  • una pizca de sal

Elaboración de la crema de chocolate:

  1. Tamizar el cacao, el azúcar y la sal. Reservar.
  2. Derretir en el microondas o al baño María el chocolate y reservar.
  3. Batir el queso y la mantequilla unos minutos hasta que liguen bien. Incorporar el azúcar y batir de nuevo hasta conseguir una mezcla homogénea.
  4. Añadir el chocolate derretido y batir una vez más. Incorporar la nata y mezclar (ver apuntes).

Elaboración del caramelo:

  • 450gr. de azúcar blanquilla
  • 180 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 240 mil. de nata para montar
  • 15 gr. de sal en escamas
  1. En un cazo grande, calentar el azúcar. Ir removiendo con una cuchara de palo. Primero se irá agrupando en trozos más gruesos, olerá a tostado y costará trabajo moverla hasta que empiece a derretirse. Habrá que darle vueltas para evitar que no se pegue. Es un trabajo de paciencia.
  2. Cuando se haya derretido, tendrá un bonito color ámbar,  echar entonces la mantequilla y remover enérgicamente con cuidado de no quemarnos.
  3. Apartar del fuego cuando la mantequilla esté integrada y añadir la nata lentamente. Remover de nuevo con energía evitando que las burbujas nos alcancen la mano 😉
  4. Una vez integrada, echar la sal y remover. Dejar reposar un rato en el cazo. Pasarlo después a un recipiente resistente al calor para que enfríe por completo.
  5. Tapar y refrigerar si no se va a utilizar. Si endureciera en la nevera, sacar un rato antes de usarlo.

Montaje de la tarta:

  • Sacar el bizcocho de la nevera y con ayuda de una lira o cuchillo serrado, dividirlo en 3 partes iguales. Rellenar cada capa con una buena porción de crema de chocolate y algo de caramelo.
  • Coronar la parte de arriba con más crema de chocolate y caramelo sin piedad.
  • Hice un butercream de vainilla para darle color a la tarta. Solo puse un poco alrededor de cada bizcocho, pero es algo opcional (aquí tenéis la receta del buttercream).

 

 

Apuntes:

  • El tiempo de horneado del bizcocho es orientativo. Siempre me fio más de la prueba del palillo porque la temperatura de cada horno es un misterio.
  • Si derretís el chocolate en el microondas, siempre en cortos intervalos de tiempo. Mejor en dos o tres veces en lugar de darle más tiempo y que se queme.
  • Si al hacer la crema de chocolate quedase muy líquida por el calor, meter en la nevera un rato. La textura debe ser untuosa.
  • Para conservarla, tapada. Ahora que empieza a hacer calor podemos guardarla en nevera, pero sacándola siempre una rato antes de comerla porque el chocolate endurece y es una pena no saborearlo.
  • Sale bastante cantidad de caramelo, si no le vais a dar uso, probad a hacer menos dividiendo las cantidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.