Bebidas

SOPA DE CHOCOLATE & CROUTONS TOSTADOS

Me acordé de esta receta uno de estos días pasados que hizo fresco y estaba nublado. He vivido casi toda mi vida en Sevilla y estoy curtida en la batalla contra el termómetro. Desde hace ocho años soporto el viento de levante estoicamente, pero aún así no puedo con el calor. Me arrastraría como una culebra de sombra en sombra si pudiera. Voy contando los días hasta que llega mediados de octubre y empieza a refrescar, ya que por estas latitudes Lorenzo aprieta hasta bien entrado el otoño.

Os dejo con la receta perfecta para una tarde de frío.

Ingredientes para la sopa de chocolate: (receta adaptada del libro “Sticky, Chewy, Messy, Gooey“, de Jill O´Connor)

  • 30 ml. de agua
  • 55 gr. de azúcar blanquilla
  • 336 gr. de chocolate troceado de buena calidad (yo he usado Valor)
  • 720 ml. de nata para montar
  • 2 cucharadas de café instantáneo
  • una pizca de sal

Elaboración de la sopa de chocolate:

  1. En un cazo puesto a fuego medio, calentamos el agua y el azúcar removiendo de vez en cuando pero sin dejar de vigilar. Una vez que el azúcar se haya disuelto, subimos la intensidad del fuego y cuando empiece a hervir, removemos despacio unos 5 minutos hasta que la mezcla torne a color ámbar y haya espesado un poco. Se quema rápidamente, por eso es muy importante no dejar de remover.
  2. Retiramos el cazo del fuego y añadimos la sal y la nata con cuidado pues saltará por el cambio de temperatura. Colocar en el fuego de nuevo a baja intensidad, y remover con cuidado hasta que se integre y no haya grumos.
  3. Apartar del fuego de nuevo e incorporar el café y los trozos de chocolate. Dar vueltas hasta que todo quede integrado.
  4. Repartir entre unos cuencos o tazas, y servirlo acompañado de una bola de helado o unos ricos croutons que habremos preparado con antelación.

Ingredientes para los  croutons:

  • 220 gr. de harina de trigo
  • 335 gr. de azúcar
  • 188 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 112 gr. de queso de untar a temperatura ambiente
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de levadura química
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 3 huevos tamaño “L” a temperatura ambiente

Elaboración de los croutons:

  1. Engrasamos con spray desmoldante o mantequilla y harina, un molde rectangular de plum cake de unos 24 x 10 cm.
  2. Encendemos el horno a 160ºc.
  3. En el vaso de un robot de cocina o con unas varillas, batimos la mantequilla y el queso a velocidad baja hasta que se integre, y la mezcla resulte cremosa.
  4. A velocidad baja vamos añadiendo el azúcar gradualmente, y subimos un poco hasta que ligue por completo. Echamos la sal y la vainilla.
  5. Incorporamos los huevos de uno en uno, batiendo tras cada adición. Añadimos la harina y la levadura. Mezclamos con cuidado sin sobrebatir hasta que la masa esté sin grumos.
  6. Volcar la mezcla en el molde y hornear unos 60 minutos. Siempre recomiendo clavar una brocheta en el centro para comprobar que esté hecho. Deben salir unas pequeñas miguitas adheridas. Ese es el punto perfecto para mi gusto.
  7. Sacar del horno y dejar descansar 10 minutos dentro del molde sobre una rejilla. Desmoldar después y dejar enfriar por completo.
  8. Cuando esté frío, cortaremos con un cuchillo de sierra una pequeña porción de la parte del principio y del final. Con las caras vistas, cortaremos rodajas de bizcocho gruesas y reservamos.

Para tostar nuestros croutons:

  1. Derretimos un poco de mantequilla. Cuando no esté muy caliente, pintaremos por ambas caras las rodajas de bizcocho con ayuda de una brocha.
  2. A continuación, espolvoreamos cada rodaja con una mezcla de azúcar blanquilla y canela (100 gr. de azúcar y 2 cucharaditas de canela molida).
  3. Para terminar, con un soplete de cocina tostamos cada rodaja hasta que quede dorado oscuro. Si  no tenéis soplete, se puede usar el grill del horno unos 2 minutos.
  4. Con ayuda de un cortapasta o un cuchillo, cortar trozos de cada rodaja y decorar con ellas la sopa de chocolate.

BLOG1

Consejos:

  • He dividido las cantidades a la mitad porque no tenía víctimas a las que llevarle esta sopa y salía mucha cantidad. Para cuatro personas cunde bastante bien Si sois más no dudéis en duplicar las cantidades tanto para la sopa como para el bizcocho.
  • En la receta original, Jill utiliza “half-and-half” en lugar de nata. Es una mezcla que combina a partes iguales leche entera y nata con un 12% de materia grasa. Sabiendo que iba a ser misión imposible encontrarlo, utilicé nata para cocinar al tener menor materia grasa que la de repostería. El resultado no fue muy bueno porque no tenía cuerpo alguno, así que la segunda vez usé nata para montar con el resultado que habéis visto. No me atreví a hacer la mezcla de leche y nata por mi cuenta, pero si lo hacéis contadme que tal resulta.
  • En realidad si no os apetece hacer este bizcocho en concreto, podéis usar algún resto de bizcocho que quede por casa, helado o lo que se os ocurra.

 

Hasta pronto!!

Carmen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.