Alergias / Intolerancias alimentarias

CRAZY CAKE

En casa tenemos que lidiar con un alérgico a los frutos secos, y la verdad, fácil no es. Cuando compruebas la cantidad de alimentos que llevan impreso un “puede contener trazas de frutos secos”, y la limitación que esto supone, llega a ser un poco frustrante. Por eso voy a inaugurar una sección para todos aquellos que no pueden disfrutar de algunos alimentos, pero no por ello quieren renunciar a un buen postre. En este de hoy aunque no se usen huevos, mantequilla ni leche, sí está presente la harina. Sin embargo, sé a ciencia cierta que  con una harina para dulces sin gluten, resulta un éxito igualmente. Así que ya sabéis…

La historia de este crazy cake no es otra, que ante la escasez de productos de primera necesidad durante la Gran Depresión estadounidense,  el ingenio se agudizaba ante la adversidad y surgían recetas sustitutivas de las originales. Así apareció este “pastel loco” que os traigo hoy. Os aseguro que la sorpresa está asegurada (por no hablar de lo rapidísimo que se prepara).

Ingredientes para el crazy cake:

 (Receta adaptada del blog www.sweetlittlebluebird.com)

  • 180 grs. de harina de trigo (o harina sin gluten)
  • 45 grs. de cacao en polvo de buena calidad
  • 225 grs. de azúcar blanquilla
  • 5 grs. de bicarbonato
  • 2´5 grs. de sal fina
  • 5 ml. de vinagre común
  • 5 ml. de extracto de vainilla
  • 75 ml. de aceite de oliva suave
  • 240 ml. de agua

Elaboración del crazy cake: 

  1. Engrasamos un molde cuadrado de 20 cms. En la receta original, todo se mezcla en el mismo molde, e incluso se presenta ahí. En mi caso mezclé los ingredientes secos en un bowl y luego lo pasé al molde. Podéis usar una bandeja de horno de cristal o cerámica para que quede más bonito, si no, desmoldamos con cuidado y pasamos a emplatarlo.
  2. Precalentamos el horno a 180 grados.
  3. Mezclamos en un bowl la harina, el cacao, el azúcar, el bicarbonato y la sal. Cuando esté todo bien integrado lo pasamos al molde engrasado (si vais a desmoldar más tarde, mejor colocar papel parafinado también).
  4. Cuando hayamos repartido la mezcla en el molde, hacemos tres huecos con una cuchara (uno de ellos más grande).
  5. En un hueco echamos el vinagre, en otro el extracto de vainilla, y en el más grande echamos el aceite.
  6. Vertemos el agua por encima, y mezclamos muy bien hasta que no quede ni un solo grumo.
  7. Horneamos unos 20 minutos o hasta que al pinchar una brocheta de madera en el bizcocho, salga limpia.
  8. Sacamos del horno y dejamos reposar hasta que enfríe.

Elaboración de la cobertura: 

Podéis dejar el bizcocho sin cubrir. En este caso he preparado una ganache de chocolate pero podéis hacer un coulís de fruta, una crema pastelera o lo que se os ocurra.

  1. 200 grs. de chocolate sin leche libre de frutos secos, en trocitos
  2. 200 ml. de nata para montar (mín. 35 % de materia grasa)
  3. Calentamos la nata en un cazo hasta que rompa a hervir. Retiramos del fuego, y vertemos sobre el chocolate en un bowl. Removemos hasta que esté disuelto y bien mezclado.
  4. Dejamos enfriar a temperatura ambiente y lo metemos en la nevera hasta que adquiera la consistencia deseada.
  5. Cubrimos el bizcocho y decoramos con azúcar glass, sprinkles…

 

 

Consejos:

Hay muchas webs especializadas en la venta de productos veganos, ya sea por estilo de vida o por alergia o intolerancia. Os dejo algunas : www.sinalergenos.com, www.delicatessin.com, www.moofreechocolates.com  El chocolate que normalmente compro es de la marca Plamil o de Sweet William (ambos de venta en Hipercor) . Doktor Oetker tiene también pepitas de chocolate 100% libre de frutos secos.

Hasta pronto!!

Carmen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.