Tartas

TARTA DE MERENGUE Y MELOCOTÓN

blog1

La receta que os propongo hoy es una mezcla que surgió sobre la marcha. Hice un inocente bizcocho que resulta delicioso y muy jugoso sin relleno alguno. Cuando estaba enfriándose no pude resistirme a rellenarlo. ¿Por qué dejarlo cuando puedes mejorarlo?

Recordé que tenía un bote de melocotón en pasta sin estrenar, así que la bombilla se me encendió. Para rematarlo hice un merengue por huir del chocolate, aunque reconozco que me costó convencerme  porque siempre es mi primera opción. 😉

Ingredientes para el bizcocho:

  • 250 grs. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 320 grs. de azúcar blanquilla
  • 350 grs. de harina normal
  • 1/2 cucharadita de levadura química
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 huevos “L” a temperatura ambiente
  • 3 yemas tamaño “L” a temperatura ambiente (reservar las claras para el merengue)
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 250 ml. de buttermilk

 Elaboración del bizcocho:

  1. Comenzamos preparando el buttermilk. Nada más facil. Por cada 250 ml. de leche añadimos una cucharada de limón recién exprimido. Dejamos reposar. En unos minutos tendrá aspecto de leche cortada y habrá espesado. Voilà!!
  2. Engrasamos dos moldes de 20 cms. de diámetro. Si solo tenéis uno, tardaremos algo más. Para engrasar podéis untar ligeramente con mantequilla el interior del molde, e ir echando un poco de harina golpeándolo con cuidado, para no poner en exceso. Otra opción es rociarlo con un poco de spray desmoldante. A vuestra elección.
  3. Precalentamos el horno a 180ºC.
  4. En un bowl mezclamos la harina, la levadura química, el bicarbonato y la sal. Reservamos.
  5. En el bowl de nuestro robot de cocina, o con un mezclador eléctrico, batimos la mantequilla y el azúcar hasta que blanquee  y empiece a parecer esponjoso.
  6. Añadimos los huevos y las yemas de uno en uno, a velocidad baja. Incorporamos la vainilla.
  7. Comenzamos a añadir a partes iguales la mezcla de harina y el buttermilk. Siempre esperando que se incorpore bien. Empezamos con la harina y terminamos con ella.
  8. Cuando esté mezclado repartimos la masa en nuestros moldes. Si solo tenemos uno, dividimos la masa y reservamos la mitad para un segundo horneado.
  9. Horneamos entre 30 y 35 minutos, o hasta que al insertar una brocheta de madera en el centro del bizcocho, ésta salga limpia.
  10. Sacamos del horno y dejamos reposar el molde sobre una rejilla enfriadora. A los 10 minutos desmoldamos con cuidado y dejamos enfriar por completo sobre la rejilla.

Relleno de melocotón:

  • 125 grs. de mantequilla  a temperatura ambiente
  • 125 grs. de “icing sugar”
  • melocotón en pasta o en su defecto mermelada de melocotón
  1. Batimos en nuestro robot de cocina con palas planas, el azúcar y la mantequilla unos 6 minutos a velocidad media-alta, o hasta que la mezcla blanquee y sea esponjosa.
  2. Añadimos cucharadas de melocotón en pasta / mermelada al gusto. Id probando, es mejor poco a poco. En esta puse 3 cucharadas soperas de melocotón en pasta porque buscaba un poco de acidez.
  3. Batimos hasta incorporar y rellenamos una manga pastelera con ella.

 

 

Montaje de la tarta:

  1. Cuando nuestros bizcochos estén fríos los envolveremos en papel film hasta el momento de usarlos.
  2. Con una lira o cuchillo de sierra alisamos la superficie, así aseguramos que nuestra tarta quede derecha.
  3. Colocamos un primer bizcocho con la parte lisa hacia arriba. Con la manga pastelera, y usando una boquilla de boca ancha, ponemos la crema de melocotón siguiendo el perímetro del bizcocho, haciendo un dique. Luego solo tenemos que rellenar el interior con el resto de la crema y alisar la superficie.
  4. Colocamos encima nuestro segundo bizcocho con la base del mismo hacia arriba, para que nos queden los bordes rectos.
  5. Cubrimos con el merengue. Si tenéis un soplete de cocina lo quemáis un poco con cuidado, si no, podéis poner en horno en función grill y meter la tarta unos minutos.

Preparación del merengue:

  1. En un cazo al baño María, combinamos 3 las claras que teníamos reservadas, 170 grs. de azúcar blanquilla, una pizca de sal y 80 ml. de agua. Removemos constantemente a fuego medio hasta que el azúcar se haya disuelto. Con un termómetro de cocina, tendremos que alcanzar 65 ºC, y mantener la mezcla a esa temperatura unos 2-3 minutos.
  2. Traspasamos nuestra mezcla al bowl de un robot de cocina ,o un bowl normal con varillas eléctricas, y montamos a velocidad media-alta hasta tener un merengue brillante y con picos rígidos, pero sin sobrebatir.
  3. Añadimos media cucharadita de extracto de vainilla y batimos a velocidad baja hasta incorporar.
  4. Utilizamos para cubrir la tarta inmediatamente.

 

Consejos:

La tarta resulta deliciosa recién hecha por la jugosidad del bizcocho y la frescura del merengue. Si la vais a consumir en otro momento os recomiendo guardarla en la nevera, y sacarla un rato antes de comerla. Los bizcochos fríos pierden sabor y textura. El merengue también endurecerá un poco, pero acercándose ya el calor no es recomendable dejarlo a temperatura ambiente.

Hasta pronto!!

Carmen.

3 pensamientos sobre “TARTA DE MERENGUE Y MELOCOTÓN”

  1. Fernando Solano dice:

    Me encanta, quiero una para el dia de mi santo!!!! y mi sobrina María quiere otra, jajajajaja

  2. pilar ruso dice:

    buena no, lo siguiente.inmejorable

  3. antonia dice:

    estaba pa morirse, no nos hagas esto a las puertas de la operacion bikini malvada!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.