Galletas

SCOTTISH SHORTBREAD COOKIES

 Estas galletas son el dulce más representativo de toda Escocia. Datan de antes del siglo XII. Cuentan que son fruto de una masa de pan dejada a secar, a la que se le fueron añadiendo otros ingredientes. La conocida “Mary, Queen of Scots”, era adicta a una versión de ellas que incluía semillas de alcaravea.

Actualmente se encuentran de tres formas: un círculo dividido en cuñas –“Petticoat tails”; piezas redondas individuales –“Shortbread Rounds”; o piezas rectangulares más gruesas –“Fingers”.

Espero que su aspecto inocente no os deje indiferentes. Su intenso sabor a mantequilla las hace deliciosas. La marca más conocida que las comercializa en España es “Walkers”; seguro que las habéis visto en sus típicas cajas decoradas en tartán rojo.

Ingredientes para hacer Scottish shortbread cookies:

(receta adaptada de “Joy of baking”)

  • 95 grs. de harina normal
  • 30 grs. de harina de maíz
  • 50 grs. de “caster sugar” (azúcar blanquilla en su defecto)
  • 113 grs. de mantequilla muy fría
  • ¼ de cucharadita de sal fina

Elaboración de las Scottish shortbread cookies:

  1. En un bowl grande, mezclamos los dos tipos de harina, el azúcar y la sal.
  2. Con un rallador, rallamos la mantequilla encima de nuestra mezcla de harinas. Para esto es imprescindible que la mantequilla esté muy fría, e incluso congelada previamente.
  3. Cuando hayamos terminado, comenzamos a amasarlo con las manos. Queremos conseguir una masa homogénea y firme.
  4. Repartimos nuestra masa en un molde desmoldable de unos 20 cms. de diamétro. Vamos presionando con los dedos a fin de repartirla bien, y evitar que queden zonas más finas que otras.
  5. Metemos el molde en la nevera unos 20 minutos para que la mantequilla baje de temperatura. Pasado este tiempo, pinchamos suavemente la superficie con un tenedor,y con la punta de un cuchillo, señalamos las cuñas que cortaremos al sacarla del horno. No se trata de traspasar la masa, solo marcaremos las divisiones. Aproximadamente, unas 4 líneas, para obtener después 8 raciones.
  6. Horneamos a 150ºC, durante 40-50 minutos, o hasta conseguir un color dorado oscurito.
  7. Tras sacar el molde del horno, lo dejaremos reposar sobre una rejilla unos 5 minutos. Abrir el molde, y cortar con el cuchillo sobre las marcas que hicimos previamente.
  8. Dejarlo enfriar completamente. Guardarlo al vacío.

 

Consejos:

  • Al ser la mantequilla el ingrediente clave de esta receta, os recomiendo usar una de buena calidad. Para este tipo de recetas uso la marca irlandesa “Kerrygold”.
  • Podéis cambiar la sal por mantequilla salada.
  • Se conservan bien durante una semana, aunque no creo que tardéis tanto en comerlas…

Hasta pronto!!

Carmen.

4 pensamientos sobre “SCOTTISH SHORTBREAD COOKIES”

  1. Fernando dice:

    Me puedes preparar tres docenas para llevar? es que estoy un poco desganado y no me apetece mucho comer. Creo que es muy urgente que gire una visita a la central de carmencita ya.

    1. Carmen dice:

      Con las puertas de par en par te esperamos.

  2. Sara Baking Time dice:

    Hace mucho probé este tipo de galletas y no sabia como se llamaban! Muy buena la entrada, seguro que están deliciosas, las pondré en practica muy pronto!

    1. Carmen dice:

      Muchas gracias Sara !!.Seguro que repites!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.