De visita

SWEET NORTH CAROLINA

La entrada de hoy va a ser diferente. No traigo receta, pero quería compartir con vosotros algunos sitios que he conocido en mi reciente viaje a Charlotte, en Carolina del Norte. Me he sorprendido muy gratamente con la amabilidad, simpatía y hospitalidad de sus habitantes. Conocía otras partes de Estados Unidos donde la gente me pareció más distante, pero no me gusta generalizar, y quizás no me topé entonces con los mejores ejemplares.

Viajamos para asistir a una boda, pero esto no me impidió visitar todas las tiendas de hogar, secciones de cocina y repostería que pude. Me he venido con peso extra en la maleta por los moldes de bundt cake (un chollo si comparamos los precios que tienen aquí), moldes varios, sprinkles y chocolates Hershey´s y Ghirardelli.

Cerca del centro comercial de Southpark, hay una tienda llamada “Crate and Barrel”. Tienen cosas preciosas de menaje y aparatos de cocina. Compré trapos, jarritas medidoras y unos moldes pequeñitos de soufflé. Mi alegría se tornó en histeria cuando entré en “Sur la table”. El paraíso en la tierra; allá donde miraba me quedaba boquiabierta. El sueño de cualquier amante de la cocina (no pude evitar acordarme de Raúl, creo que no habría salido de la tienda en dos días). La sección de repostería no tenía fin, no sabía donde mirar. Moldes de todos los tamaños de todas las marcas posibles, sprinkles, rodillos, cortadores de galleta, delantales….podría estar escribiendo horas sobre todo lo que ví. El único punto desfavorable eran los precios. Soy una defensora nata de la frase “la calidad hay que pagarla”, pero algunas cositas me parecieron tener precios un poco abusivos. Me enamoré de un delantal precioso, pero los $35 que costaba me hicieron plantearme si realmente lo necesitaba….al final se quedó allí. Compré unas cucharitas medidoras de recuerdo (otras más!)

nc_picmonkey-collage4