Postres fríos

ESPRESSO ICEBOX CAKE

En la década de los 50 los icebox cakes se pusieron de moda en Estados Unidos, por lo que no había una cocina americana sin su icebox en la nevera. La historia comienza cuando alrededor de los años 20, la conocida Nabisco de hoy en día, lanza a la venta sus waffers de chocolate. En el paquete incluían la receta de un fácil pastel, que se elaboraba alternando sus galletas con generosas capas de untuosa nata. Solo había que meterlo en la nevera. Así de fácil, sin necesidad de horno.

Desde entonces, las recetas han ido incorporando ingredientes que las han hecho más suculentas y ricas, aunque la idea original siga siendo la misma: alternar capas de galletas o ladyfingers (nuestros bizcochos de soletilla alargados), y distintos tipos de cremas. Las posibilidades son infinitas.

Ingredientes para los ladyfingers: (receta adaptada del libro Icebox Cakes)

  • 6 huevos tamaño “L” separadas las claras de las yemas
  • 145 gr. de azúcar blanquilla
  • 1 + 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 135 gr. de harina de trigo normal tamizada
  • 1/2 cucharadita de sal fina
  • azúcar glass

Elaboración de los bizcochos de soletilla:

  1. Encender el horno a 180ºC
  2. Batir con varillas a velocidad media-alta ,100 gr. del azúcar total, las 6 yemas y la vainilla durante 5 minutos.
  3. Incorporar la harina con movimientos envolventes con ayuda de una espátula. Nada de batidora pues podrían bajarse. Se convertirá en una masa pesada.
  4. En otro recipiente, y con las varillas limpias, montar las claras con la sal solo hasta que se formen picos blandos. Incorporar el resto del azúcar y seguir montando hasta que queden bien firmes.
  5. Con cuidado, añadir las claras en tres veces a la mezcla de yemas. Mezclar con una espátula cuidando que no baje demasiado el volumen. Pasar la masa a una manga pastelera con boquilla ancha (poco a poco porque no cabrá por completo).
  6. Hacer tiras de masa sobre una bandeja de horno forrada con papel parafinado. No se expanden mucho, no hará falta dejar mucho espacio entre ellas.
  7. Espolvorearlas con azúcar glass y hornear entre 10-12 minutos o hasta que estén doraditas.
  8. Sacar del horno y dejar que reposen unos 2 minutos sobre la bandeja. Retirar, y dejar que enfríen por completo. Guardar al vacío hasta usarlas.

Ingredientes para las natillas de espresso:

  • 50 gr. de harina de maíz
  • 265 gr. de azúcar blanquilla
  • 15 gr. de café soluble
  • 1 cucharadita de sal
  • 240 mil. de nata para montar
  • 840 mil. de leche entera
  • 2 huevos ligeramente batidos
  • 30 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 15 mil. de extracto de vainilla

Elaboración de las natillas de espresso:

  1. En una olla grande, poner la leche, la nata, el azúcar, la harina de maíz, el café y la sal. Mezclar con unas varillas.
  2. Añadir los huevos, mezclar, y encender el fuego a temperatura media, mientras removemos lentamente sin descanso.
  3. Tras un rato comenzará a espesar y cuando empiece a burbujear, batir con las varillas bien fuerte durante 45 segundos.. Retirar del fuego.
  4. Si tuviera grumos, tamizarlo antes de pasarlo a un recipiente limpio. Añadir la mantequilla y la vainilla y mezclar un poco más.
  5. Usar cuando esté templado, si se enfría costará trabajo extenderlo.

Ingredientes para la nata de espresso:

  • 360 mil. de nata para montar bien fría
  • 340 gr. de mascarpone
  • 15 gr. de café soluble
  • 15 mil. de agua hirviendo
  • 70 gr. de azúcar glass
  • 75 mil. de licor de café
  • una pizca de sal

Elaboración de la nata de espresso:

  1. Desleír el café en el agua hirviendo y dejar que enfríe.
  2. Batir con varillas la nata junto con el mascarpone hasta que la mezcla sea homogénea pero sin montar del todo.
  3. Añadir el licor de café, el café ya frío, el azúcar y la sal.
  4. Montar hasta que quede bien firme. Meter en la nevera.

Montaje del espresso icebox cake:

  1. Engrasar un molde redondo desmoldable de unos 28 cms. aproximadamente. Forrar las paredes con papel de horno también.
  2. Colocar un poco de natillas de espresso en el fondo, extendiéndolas para que cubra la superficie entera. Colocar encima una capa de bizcochos de soletilla sin dejar huecos. Repetir de nuevo hasta que la última capa sea de bizcochos.
  3. Cubrir los últimos bizcochos con una buena cantidad de nata de espresso.
  4. Decorar con pepitas de chocolate y tapar con papel film.
  5. Guardar en la nevera un mínimo de 12 horas.

 

Apuntes/Consejos:

  • Si queréis una versión aún más rápida, comprad los bizcochos de soletilla.
  • En la receta original no usan café soluble, y como podéis ver, el café no se disuelve bien. Si no queréis las natillas de espresso con “lunarcitos”, usad el café soluble como os indico.
  • La nata deberá tener un 35%de materia grasa como mínimo.
  • Para conservarlo, en la nevera y tapado.

 

Hasta pronto!!

Carmen.

Quizá te guste también

One thought on “ESPRESSO ICEBOX CAKE”

  1. Fernando Solano comenta:

    Excelente, se me hace la boca agua nada más pensar en este postre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *