Cheesecakes, Postres fríos

COFFEE CHEESECAKE

 

Si creíais haber tomado un buen cheesecake de café, estáis equivocados. Esta tarta está tremenda. Tiene una textura deliciosa, la combinación del queso y el café es la justa, de forma que no se pierde ninguno de los sabores principales. Cuando la hagáis no querréis otra, se va a convertir en una de vuestras favoritas como me ha pasado a mí.

Gracias Donna Hay por esta maravilla!!!

Como siempre digo, cuanto mejor sea la calidad de los ingredientes, mejor será el resultado. Apostad por un buen café ya que uno regularcito puede darle un regusto amargo.

Vamos con la receta!

Ingredientes para la base del cheesecake de café: (receta de Donna Hay)

  • 60 gr. de mantequilla sin sal derretida
  • 225 gr. de galletas de chocolate sin relleno (ver “apuntes” al final)
  • 50 gr. de avellanas molidas
  • 15 gr. de café molido de buena calidad

Elaboración de la base:

  1. Encender el horno a 150ºC colocando la bandeja en la mitad.
  2. Engrasar las paredes de un molde de unos 20cm., forrando la base con papel de horno.
  3. En el vaso de una batidora potente o picadora, moler las galletas junto con las avellanas y la mantequilla. Añadir el café, y moler un poco más para integrar bien.
  4. Volcar esta mezcla arenosa en el molde, e ir presionando con los dedos para extenderla y crear una base más o menos dura. Meter en la nevera un rato.

Ingredientes para la crema de queso y café:

  • 500 gr. de queso ricotta o requesón
  • 330 gr. de queso de untar (light no sirve)
  • 290 gr. de azúcar blanquilla un poco molida para que esté más finita
  • 5 huevos tamaño “L” a temperatura ambiente
  • 80 mil. de café recién hecho
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 +1/2 cucharadas soperas de harina de maíz

Elaboración de la crema de queso y café:

  1. Batir a velocidad suave los dos tipos de quesos y el azúcar hasta tener una mezcla homogénea y sedosa. Incorporar los huevos y batir a velocidad baja- media.
  2. En un bol pequeño, verter el café y la vainilla. Desleír la harina hasta integrar. Añadir esta mezcla a la de los quesos y batir despacio hasta incorporarlo bien.
  3. Sacar el molde de la nevera y verter la mezcla líquida encima. Golpear suavemente sobre la encimera por si hubiera alguna burbuja de aire.
  4. Hornear entre 60-90 minutos, o hasta que esté doradito, pero sin abrir la puerta del horno.
  5. Apagar entonces y dejar que repose dentro una media hora más.
  6. Sacar del horno dejando que enfríe por completo, guardándolo después en la nevera.

Elaboración del sirope de café:

  1. En un cazo, calentar a fuego medio 60 mil. de café, 50 gr. de azúcar blanquilla y 30 mil. de agua.
  2. Cuando rompa a hervir, mantenerlo en un hervor ligero durante 5 minutos o hasta que espese un poco. Apartar y dejar que enfríe.
  3. Rematar el cheesecake de café con nata montada, dejando caer el sirope por encima.

 

Apuntes:

  • Las galletas para el relleno de la base, deben ser sin cremas. Lo ideal es que si tenéis galletas de chocolate hechas en casa, las uséis. En mi caso no tenía esta vez (cosa MUY rara), así que terminé comprando las Oceanix. No estoy muy convencida ya que no suelo comprar galletas envasadas por la cantidad de cosas raras que llevan, pero eso es otra locura más de las mías. Así que comprad/haced galletas según las ganas que tengáis. 😉
  • En la receta original, indica que en una hora está hecho. Yo necesité hora y media. Por grande que sea la tentación, no abráis la puerta del horno. Vigilad desde fuera. Podría hundirse.
  • Para conservarlo, en nevera y tapadito.
  • La nata mejor montarla justo antes de comerlo para que aguante un poco más.

 

Hasta pronto!!

Carmen.

Quizá te guste también

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *