Cupcakes

CUPCAKES DE CHOCOLATE CON CREMA SUAVE DE NUTELLA

Tengo que confesar que me he sorprendido gratamente con esta receta. Cuando tengo que hacer cupcakes de chocolate, voy sobre seguro y utilizo  siempre la misma receta. Tenía mis dudas porque eran para un amiguito de la familia, y no me gusta hacer experimentos utilizando a los demás como conejillos de Indias. Menos mal que fue un éxito.

A pesar de ser una fanática del chocolate, las cremas de chocolate y avellanas no me gustan mucho, así que me quedé boquiabierta cuando probé esta. Muy cremosa, untuosa y con un sabor buenísimo, ha sido todo un acierto. Perfecta para los más pequeños. Espero que os guste!

Ingredientes para los cupcakes de chocolate: (receta de mi admirada Rosie Alyea!!)

  • 95 grs. de harina normal
  • 150 grs. de azúcar blanquilla
  • 30 grs. de cacao en polvo
  • 3/4 de una cucharadita de bicarbonato
  • 3/4 de una cucharadita de levadura
  • 3/4 de una cucharadita de harina de maíz (Maicena)
  • 1/2 cucharadita de sal fina
  • 80 ml. de “buttermilk”
  • 60 ml. de café descafeinado caliente
  • 45 ml. de aceite de girasol
  • 1 huevo a temperatura ambiente ligeramente batido
  • 1 + 1/2 cucharaditas de extracto de vainilla

Ingredientes para la crema de Nutella:

  • 225 grs. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 190 grs. de “icing sugar” tamizada
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 125 grs. de chocolate al 70%
  • 100 grs. de Nutella
  • 1 cucharada de leche
  • una pizca de sal

Elaboración de los cupcakes de chocolate con crema suave de Nutella:

  1. Sacamos de la nevera la mantequilla y el huevo para que pierdan el frío, y vamos colocando los papelitos de nuestros cupcakes en la bandeja de magdalenas.
  2. Encendemos el horno a 180ºC.
  3. Tamizamos la harina, el azúcar, el cacao, la levadura, el bicarbonato, la harina de maíz y la sal, en el bowl de nuestro robot de cocina, y batimos con las palas planas justo para ligarlo bien todo.
  4. En otro bowl o jarra mezclamos el “buttermilk”, café, aceite, huevo y vainilla.
  5. Añadir a los ingredientes secos nuestra mezcla de líquidos, y batir a velocidad media unos dos minutos. Repartir la masa (estará muy líquida, es normal), entre nuestros papelitos sin sobrepasar los 2/3 de su capacidad.
  6. Metemos la bandeja en el horno, y horneamos unos 20 minutos. Estarán en su momento óptimo, si al pincharlos con un palillo, este sale con algunas miguitas pegadas (algunas solo, eh?).
  7. A diferencia de otras recetas, en cuanto los saquemos del horno, no los dejaremos reposar en la bandeja de magdalenas. Los trasladamos directamente a una rejilla enfriadora, hasta que estén completamente fríos.
  8. Los decoramos al gusto con nuestra manga pastelera.

Elaboración de la crema de Nutella:

  1. Calentamos al baño María el chocolate hasta derretirlo, y lo dejamos templar.
  2. En el bowl de nuestro robot de cocina, batimos con palas planas la mantequilla y el “icing sugar” durante unos cinco minutos a velocidad media. También os puede servir como referencia, cuando veáis que la mantequilla ha blanqueado y se ha convertido en una mezcla cremosa. Añadimos la vainilla y batimos.
  3. Incorporamos el chocolate derretido. No conviene que haya enfriado del todo, pero tampoco que esté caliente. Mezclamos a velocidad media unos dos minutos aproximadamente.
  4. Añadimos la Nutella, la leche y la pizca de sal. Batimos nuevamente para mezclar todo bien.
  5. Utilizamos sobre los cupcakes ya enfriados para aprovechar la textura tan sedosa. Pasado un tiempo puede endurecerse ligeramente por el frío, y tendríamos que batir un poco de nuevo.

Consejos:

  • Según la receta original se consiguen doce cupcakes. Yo usé un tamaño estándar, y solo tuve para nueve. Os aconsejo doblar las cantidades de la masa, porque de crema sale bastante cantidad, y así la aprovecháis.
  • No os preocupéis si no os gusta el café. No se nota en absoluto, solo refuerza el sabor del chocolate.
  • El buttermilk  es leche ligeramente ácida. Es algo más espesa que la leche pero menos que la nata. Es muy difícil encontrarlo en España; supuestamente, el supermercado Lidl lo comercializa pero no en todas sus superficies, así que la solución es hacerlo casero. Esta “leche ácida” reacciona con el bicarbonato cuando nuestra receta está en el horno, consiguiendo así, masas más ligeras y esponjosas. Para hacerlo, nada más fácil que añadir una cucharada de zumo de limón (recién exprimido), a 250 ml. de leche. Se deja reposar, y en unos minutos tendrá aspecto de leche cortada. Ahí tenemos nuestro buttermilk.

Hasta pronto!!

Carmen.

Quizá te guste también

2 comentarios en “CUPCAKES DE CHOCOLATE CON CREMA SUAVE DE NUTELLA”

  1. Ralu comenta:

    Si he de morir comiendo algo por favor que sean estos cupcakes de chocolate!!! Qué buenos socia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *